Ser pobre con 8 hábitos

Dejar de ser pobre depende de tu mente. Pon fin a estos 8 malos hábitos.

Siempre hemos escuchado casos de personas enriquecidas de la noche a la mañana y otras que trabajan duro toda su vida sin hacerse ricas. Todo esto se debe a la psicología de la pobreza que está arraigada en su mente.

Estas son las ocho cosas que nos impiden ser ricos y prósperos.

8. La pasión por encontrar gangas

Los pobres pierden el tiempo y ahorran energías tanto como pueden. Están listos para levantarse temprano e ir por las tiendas para comparar precios y encontrar los productos más baratos posible, en lugar de pasar ese tiempo aprendiendo nuevas habilidades y buscando un mejor trabajo.

Ser pobre con 8 hábitos

7. Miedo al cambio

El miedo al cambio es una de las características más distintivas de las personas con mentalidad de pobreza. Muchos creen que «cambio» significa «riesgo y falta de estabilidad».
Es poco probable que este tipo de persona abra un negocio, porque implica un gran riesgo. No se mudarán a otra ciudad sólo porque no conocen a nadie allí. Nunca tratarán de aprender nuevas habilidades para embarcarse en una nueva carrera, ya que esto es un montón de obstáculos y podría salir mal.

6. Mejor un trabajo de pocos ingresos pero estable

Las personas con la mentalidad de pobreza están dispuestas a trabajar toda su vida en un trabajo mal pagado y aburrido, quejándose todo el tiempo de su jefe y sus colegas insoportables. Cada mañana, se sienten mal de camino al trabajo y siguen así toda la semana, de lunes a viernes por la noche. Y cuando finalmente llega el fin de semana, se van a casa sin la menor fuerza. Pero nunca renunciarán a este trabajo porque saben que es estable y no saben lo que les espera en otro lugar.

5. Ser envidioso

La envidia se encuentra a menudo detrás de la mentalidad de la pobreza. Estas personas envidian a su colega que gana más que él o al vecino que vive en una casa más grande.

4. Mostrar poca iniciativa

La psicología de la pobreza te hace vivir a un ritmo pasivo y tener una actitud indiferente hacia todo lo que te rodea. Las personas con este tipo de mentalidad no quieren llevar vidas activas porque tienen miedo de no ser capaces de lograr nada. Es mejor entrar en la rutina diaria que despertar y empezar a trabajar activamente.

Ser pobre con 8 hábitos

3. Culpar a alguien o algo

Los que tienen esta psicología están seguros de que todo el mundo les debe algo. Culpan a los demás y piensan que no tiene sentido seguir adelante porque nada depende de ellos y todo saldrá mal de todos modos.
A esta gente le encanta decir: «El gobierno debe apoyarme…”, «Mi jefe tiene que pagarme un salario decente porque trabajo bien…», «El gobierno debe regular los precios…» etc.

2. Quiero tenerlo todo sin intentar nada

Las personas con la mentalidad de pobreza apuntan alto sin hacer nada para llegar hasta allí. Sueñan con tener un trabajo bien remunerado y fácil al mismo tiempo y no quieren empezar en la parte inferior de la escalera con un puesto y salario bajos.

Ser pobre con 8 hábitos

1. Baja autoestima

Los pobres se subestiman a sí mismos, se quejan de su infeliz destino y no buscan llevar una vida mejor. Pero, ¿de dónde puede venir la alta autoestima si pasas tu tiempo quejándote del trabajo aburrido, si no buscas nuevas emociones y si la realización personal es sólo una palabra escrita en el viento?

¿Cómo nos deshacemos de la psicología de la pobreza?

No te aferres a un trabajo que no te guste.

  • Deja de quejarte.
  • Sé activo, y todo será mejor.
  • No seas envidioso 
  • Recuerda, nadie te debe nada.
  • Deja de compararte con los demás.
  • Trabaja en ti, cambia desde adentro.

Analízate a sí mismo: ¿Te encuentras en uno de los puntos mencionados anteriormente? Si es así, trata de deshacerse de eso tan pronto como sea posible. Al trabajar en ti mismo, aprenderás cosas nuevas y ya no temerás al cambio. Poco a poco, te des harás de la psicología de la pobreza.

Te puede interesar: 

Cómo hacer dinero y no fracasar en el intento

Deja de perder dinero con 6 consejos

2 comentarios en «Ser pobre con 8 hábitos»

  1. Me encantó y es verdad si si estoy en ttrance del cambio q a mis 52 años quiero encontrar un buen empleo y dispuesta a lograrlo porque las 8 razones q escribiste son verdad yo lo viví.. y es cierto lo único que no coincide es la envidia ..pero lo demás si era ama de casa todo el tiempo ..y comenze a trabajar de servicio domestico y ahora quiero más…otro mejor empleo saludos y suerte y gracias

    Responder

Deja un comentario